Cuando miramos fotos de seres queridos fallecidos, no solo traemos al presente momentos vívidos (“parece que fue ayer”), sino también, sobre todo los que estamos entrenados con estas cuestiones de atar cabos transgeneracionales, una vaga sensación de cosas que quedaron truncas, preguntas que quedaron por formular, secretos que se fueron a las tumbas.

Por suerte existen hoy herramientas que nos permiten abrir esas “cajas de Pandora”, aunque los protagonistas ya no estén presentes.

La Psicogenealogía es una de ellas, y se basa en el hecho científico de que ciertas emociones quedan impresas en el ADN y se transmiten de generación en generación, provocando determinados sucesos y coincidencias aparentemente inexplicables.

Agendá ya tu consulta y empezá el fascinante camino de investigar tu pasado para comprender y sanar el presente.

Lic. Natalia Barrios

Cel.: 099628639


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: