“La macrobiótica es lo más fácil del mundo.
Por eso mucha gente se curará por este sistema médico.
Y la cantidad de consultores aumentará en el mundo.
Porque cada vez más enfermos acudirán a la nutrición.
Es lo más fácil del mundo.
Por eso atrae tanto.
Sólo comer cereales, verduras y legumbres.
Masticar bien.
Y mantener la mente en paz.
Y el corazón confiado.
Permitiendo que el amor infinito cure cada célula.
Sin apuros ni especulaciones sombrías.
Sino con pura fe infinita.
Que surge de la poderosa comprensión.
Que se adquiere con los grandes maestros.
Leyendo sus enseñanzas.
Que son como una gran liberación de poder.
De confianza infinita.
De tranquilidad infinita.
De paciencia infinita.
El infinito no necesita médicos.
Pero el ego necesita todas las especialidades.
Porque está lleno de miedo.
Por esa razón Ohsawa enseñaba.
Que hasta que no desaparezca todo rastro de miedo.
La curación no será completa ni perfecta.
Pero una curación donde todavía quedan trazas de miedo.
No es una curación.
Sino la postergación de una deuda.”

Reflexión del día viernes 17/8/2017.

Martín Macedo

Posted by ConcienciaSanadora.com on jueves, 17 de agosto de 2017


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: